¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

En momentos en que estamos increíblemente ocupados, apartar tiempo para “mi” puede parecer un lujo que no puedes permitirte. Además: gracias a la tecnología, el mundo está cada vez más conectado. Así, cuando quieres relajarte, es difícil desconectarse del trabajo, de las noticias, de las obligaciones familiares y de otras distracciones. Por suerte, existen estrategias simples y posibles que pueden ayudarte a maximizar el tiempo para ti mismo.

Antes de continuar, adopta la idea de que apartar tiempo para ti mismo es una prioridad. No es necesario hacer todo de una vez. Intenta dedicar de 20 a 60 minutos cada día a hacer actividades que disfrutes y prométete a ti mismo que no las pasarás por alto. Aquí te presentamos cuatro maneras de conseguirlo:

1. Conviértete en un madrugador.

Si tienes niños, considera configurar tu alarma unos 15 o 30 minutos más temprano de lo habitual. De esta manera, tendrás un rato de tranquilidad para comenzar el día. Relájate y lee el diario mientras bebes lentamente tu café. Intenta con algunos ejercicios relajantes de estiramiento o respiración.

Leer más...▼

2. Planifica darte gustitos cada cierto tiempo.

Al menos una vez al mes, planea ver una película o programa, almorzar con amigos cercanos. Tómalo como tomarías una importante cita con el médico o una reunión de negocios.

¿SABÍAS QUE...?

El 42 % de las mujeres en los EE. UU. dicen que, en general, disponen de menos de una hora al día para ellas mismas.

3. Aprovecha al máximo el tiempo que encuentres para ti.

Ten una revista, un cuaderno de dibujos o un libro en tu bolso o cartera. Siempre que te encuentres esperando en un consultorio médico, en el aeropuerto o haciendo una larga cola en algún lugar, aprovecha el momento y toma la oportunidad para darte el gusto que desees. Además, las aplicaciones móviles hacen que aprender nuevas habilidades, como un nuevo idioma, sea más fácil que nunca.

4. Decreta para ti mismo un toque de queda digital.

Destina un momento, al menos una hora antes de ir a dormir, para apagar todos los dispositivos electrónicos (incluso la TV). Usa al menos una parte de ese tiempo para leer un libro (de papel), tomar un baño de espuma o hacer alguna otra actividad relajante. Un beneficio adicional: hacer esto te ayudará a dormir bien durante la noche.