¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

A veces el reino animal se acerca demasiado para estar seguro. Aquí hay unos cuantos consejos para asegurar que no pases un verano como zoológico para huéspedes repentinos.

No seas perezoso con los osos Toman una siesta larga durante el invierno, así que al llegar el verano la población de osos local tiene hambre—y lo último que quieres hacer es sacar un buffet completo para ellos. Los osos tienen un increíble sentido del olfato, así que asegúrate de no dejar ningún tipo de comida afuera. Limpia tu parrilla cuidadosamente cada vez que la usas, incluyendo la grasa y las bandejas de goteo, y guárdala adentro. Mantén todo alimento de mascotas adentros, y asegúrate de guardar tus comederos de pájaros desde comienzos de abril hasta la mitad de noviembre.

Consejo
No todos los osos reaccionan de la misma manera si se topan con humanos. Un oso negro huye si escucha sonidos fuertes y repentinos como aplausos, gritos o una bocina de aire. Sin embargo, un oso pardo no se retirará, así que siempre debes mantenerte callado e irte lentamente. Aprende a reconocer las diferencias aquí (en inglés).

La mugre de los mapaches Los mapaches son increíblemente persistentes—y desordenados. Intenta amarrar bien las tapas de los basureros con cuerdas de resortes y de instalar luces activadas por el movimiento para mantener alejados a estos intrusos. El olor de menta ahuyenta a los mapaches, así que siémbrala cerca de las áreas de basura o compost o usa bolsas de basura con olor a menta. Cuerdas de luces decorativas intermitentes alrededor de los basureros también los mantendrá fuera.

Que no vengan los venados Estas criaturas majestuosas no son tan bellas cuando están comiendo tu lindo jardín. Después de tu próximo corte de pelo, recolecta tu cabello y espárcelo por tu jardín—el olor los ahuyentará. Las rasuras de jabón aromático también podrían funcionar. O ponte creativo en tu jardín: los venados evitan olores fuertes como el ajo, la cebolla, la caléndula y la salvia, así que siembra algunas junto a tus flores favoritas.

El olorcillo del zorrillo Si un zorrillo entra a tu casa sin estar invitado, no entres en pánico. Tu frenesí podría causar que te rocíe y quitar el olor de zorrillo de tu ropa y muebles es una tarea casi imposible. La clave acá es paciencia. Haz que el escurridizo maloliente vuelva a la naturaleza colocando algunas de sus comidas favoritas lejos de la casa: prueba con huevos duros, que hayan sido preparados hace un par de día, o un sandwich de mantequilla de maní.

No atrapes a la ardilla Sacar a un animal de una situación difícil, como estar atrapada en la ventilación de la secadora, puede ser complicado. Podrías llamar a un exterminador calificado. Si decides hacerlo tú mismo, apaga la electricidad conectada a la secadora y mira a ver si la ardilla está atrapada en la manguera antes de meter la manilla de una escoba rápidamente para empujar el animal hacia fuera. Instala una malla protectora en la ventilación de la pared externa para prevenir otra visita no anunciada.