¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

¿Tardan mucho en bajar las fotos de alta resolución de tus vacaciones? ¿Tu navegación por internet se da a paso tortuga? ¿Tienes áreas sin servicio en tu hogar donde no llega absolutamente ninguna señal? La instalación de tu WiFi podría ser la culpable. Muchos factores, incluyendo la ubicación de tu router y el poder de la señal, podrían afectar el rendimiento de tu sistema de WiFi en el hogar.

Las buenas noticias: tienes más control sobre algunos de estos asuntos de lo que piensas. Sigue estos consejos a continuación para una mejor conexión de WiFi.

¿Sabías que...?

74.4% De todos los hogares en Estados Unidos declararon tener servicio de Internet en 2013

1. Coloca tu router en el centro Piensa en qué lugar de tu hogar usas tus aparatos electrónicos inalámbricos más y coloca el router en un sitio libre de desorden que tiene un claro campo visual a ese cuarto. Es mejor ubicarlo a por lo menos cinco pies del piso—y no cerca de una pecera (las señales de WiFi no se transmiten bien por agua).

2. Deja a tu router libre No lo escondas en un cajón o detrás de la tele. La cercanía a televisores, reproductores de DVD, consolas de juegos, teléfonos inalámbricos, microondas y otros electrodomésticos que producen calor pueden debilitar la señal de WiFi. Coloca al router en una zona abierta para que la señal no tenga que darle la vuelta a muchas esquinas para llegar a tus aparatos inalámbricos.

3. Mueve la antena Apunta la antena para que la señal de WiFi vaya en la dirección que quieras y cubra el área donde usarás tus aparatos. Si esto no hace gran diferencia, piensa en modernizar tu antena por una omnidireccional más poderosa que irradia las señales en todas direcciones. O, considera un expansor de cobertura para aumentar el poder que sacas de la antena que ya tienes y eliminar las áreas sin servicio.

4. Limita las aplicaciones que toman demasiada velocidad Si tus hijos están constantemente jugando juegos en línea, teniendo chats por video o usando servicios de transmisión, esto podría disminuir la velocidad del WiFi para los demás. Puedes tratar de limitar esas actividades o puedes tomar una solución un poco más avanzada: al ajustar la configuración de Servicio de Calidad (o QoS, por sus siglas en inglés) en tu router, puedes darle prioridad a ciertas aplicaciones sobre otras, asegurando que las aplicaciones más importantes obtengan la banda necesaria. Revisa el manual de tu router para más información.

5. Actualiza el firmware de tu router Como cualquier otro aparato, los routers necesitan actualizarse. Una de las formas más fáciles de mantener a tu router en máximo funcionamiento es revisar regularmente la página web del fabricante para noticias de actualizaciones del firmware y el drive. Muchos de estos arreglos ayudarán a resolver los problemas de conectividad.

6. Cambia el canal Cuando instalas tu router, seguramente elige algún canal automáticamente—y puede no haber sido el menos ocupado. De hecho, el router de tu vecino ¡podría estar interfiriendo con el tuyo! Los routers pueden operar en los canales del 1 al 11; cambiar a uno menos ocupado podría aumentar el rendimiento de tu router y quizás el alcance de su señal también. Una herramienta de la web gratuita como un localizador o analizador de WiFi puede ayudarte a encontrar el mejor canal para tu hogar. Para cambiar el canal en tu router, tendrás que ir a su interfaz; consulta a la productora para descubrir cómo tener acceso al interfaz de tu modelo.