¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

¿Podrías sobrevivir en el bosque con solo una cuerda, un pedazo de lona y tus propios conocimientos? Los superviviencialistas modernos usan su ingenio para enfrentar condiciones primitivas y dominar el arte de vivir con poca tecnología.

Podrías aprender algo de ellos. Esta creciente comunidad de gente que le gustan las dificultades tiene una respuesta para cada emergencia. Si un desastre local llega a tumbar la electricidad, el transporte o las líneas de comunicación, vas a querer seguir su ejemplo.

¿Sabías que...?

3.7 M Número de estadounidenses que se consideran a sí mismos “preppers” o supervivencialistas que están activamente preparándose para un evento catastrófico.

Guarda bien tu comidaNi siquiera tienes que irte de la casa para este primer consejo. Muchos supervivencialistas, llamados “preppers”, se enorgullecen en ser totalmente autosuficientes. Enlatan productos—lo cual podría ser útil cuando caiga esa tormenta de nieve y no puedas ir a la tienda. Compra por internet unos paquetes de absorbedor de oxígeno y unos frascos para conservar comida. Llena los frascos con una selección de comida deshidratada, coloca un absorbedor de oxigeno encima, cierra la tapa y listo. Guarda en un lugar fresco y seco, y puede durar cinco años o más.

Lee más...▼

Elimina a los (Insectos) IntrusosLos insectos no se van a ir a ninguna parte. Pero los supervivencialistas tienen métodos probados para combatirlos naturalmente cuando llegue el momento. Además de lo típico, ellos sugieren agregar albaca o romero al fuego o al carbón. Los insectos odian el olor y se mantendrán a la distancia.

Encuentra tu camino¿Tienes un mal sentido de dirección y necesitas dirigirte hacia el este? Si tienes una aguja o una pequeña astilla de metal, frota la punta sobre tu ropa unas cuantas veces. Esto la magnetizará. Ponla encima de una hoja en agua y la punta automáticamente señalará el norte.

Como abrir latas¿Perdiste el abrelatas? Hay una forma muy ingeniosa de abrirla. Simplemente agarra la lata y ponla boca abajo en cualquier bloque de cemento. Frótala vigorosamente por unos cuantos minutos. Lenta pero fuertemente aprieta los costados cerca de la tapa. La tapa de la lata debería ahí abrirse automáticamente. Buen provecho.