¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Aunque no lo creas, uno de los lugares con más gérmenes en tu hogar no es el baño. Es la cocina. Desde la cubierta hasta la hornilla, mundos enteros de gérmenes se esconden en múltiples puntos concentrados y pueden enfermarte seriamente a ti y a tu familia.

Esta infografía te mostrará los lugares más sucios:

Entonces, ¿cómo desinfectas estos lugares de terror?

Esponja Desinfecta tu esponja cada vez que la usas para limpiar derrames, especialmente si incluían carne, pollo, mariscos o verduras crudas. Para matar casi toda la bacteria en una esponja no abrasiva, la puedes poner en el microondas mientras está húmeda y calentarla en alta temperatura por dos minutos. ¡Sólo deja que se enfríe antes de sacarla para que no te quemes las manos!

Desagüe del fregadero de la cocina Restriega el área del desagüe del fregadero con una combinación de detergente y desinfectante. Luego usa un cepillo de dientes viejo para eliminar la suciedad y los gérmenes alrededor del borde del desagüe. Después, sécalo con un papel toalla limpio. Una vez a la semana, echa una cucharadita de blanqueador mezclado con un cuarto de agua bajo el desagüe mismo.

La tapa de la licuadora Desármala, luego lávala con agua caliente y jabón para platos, o métela en el lavaplatos. ¡Ten cuidado con los filos puntiagudos!

Los compartimentos de verduras y carne del refrigerador Una vez al mes, retira los cajones/gavetas del refrigerador y usa una esponja limpia para lavarlos cuidadosamente con un detergente suave como jabón para platos y agua tibia. Enjuaga los cajones/gavetas con agua de la llave hasta que se vaya por completo el residuo del jabón y luego sécalos con una toalla limpia antes de ponerlos de vuelta en el refrigerador.

Manija de la llave Evita la acumulación peligrosa de bacteria al pasar un trapo con desinfectante por la manija todas las noches.

Piso de la cocina Limpia los derrames con una toalla de papel y un limpiador desinfectante inmediatamente. Una vez a la semana, barre o aspira el piso, luego trapéalo con agua tibia y un limpiador desinfectante, prestando atención especial a las áreas frente al fregadero, al horno y al refrigerador.

Aprende más

¿Sabías que el volante de tu auto tiene, como promedio, más bacterias que el asiento del inodoro?