¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

De acuerdo con una encuesta reciente, en los últimos años, ha disminuido el número de estudiantes de escuelas secundarias que conducen. Muchos adolescentes mencionan la falta de fondos como una de las razones por las que siguen utilizando el carril para bicicletas. Los padres preocupados puede que también estén poniendo un freno cuando llega la hora de que los adolescentes tomen el volante (y por una buena razón).

¿SABÍAS QUE...?

El riesgo de choques automovilísticos es mayor en el grupo de edad entre 16 y 19 años que en cualquier otro grupo de edad.

Desafortunadamente, el riesgo de que los adolescentes estén involucrados en un choque fatal es tres veces mayor. Mientras que la estadística puede ser una señal de alto para los padres preocupados, la falta de experiencia contribuye a la probabilidad de que sucedan estos errores de conducción críticos.

Leer más...▼

En lugar de evitar que los jóvenes conduzcan, el Consejo Nacional de Seguridad (NSC) tiene otra idea: la participación de los padres. Antes de entregar las llaves del auto y convertirte en pasajero, aquí presentamos seis claves para recordar:

1. Involúcrate. Destínale al menos 30 minutos al adolescente mientras practica su conducción y continúa controlando sus hábitos de conducción después de que obtenga la licencia.

2. Mantén la calma. Gritar, resollar o agarrarse del tablero solo hará que el adolescente se ponga más nervioso. Si eres demasiado ansioso como para ir en el asiento del acompañante, pídele a tu pareja o a un amigo de confianza o familiar que se encargue de la tarea.

3. Prepáralo para lo peor. Una vez que el adolescente domina la práctica, llévalo a una zona de aparcamiento segura y vacía para que practique cuando esté lloviendo o durante la noche. Muéstrale cómo manejar las luces, el limpiaparabrisas y el eliminador de escarcha, y cómo controlar los frenos y la visibilidad.

4. Ofrécele tu apoyo. El refuerzo positivo aumenta la confianza.

5. Dale un buen ejemplo. Recuerda hacerlo cada vez que manejes, no solo en las lecciones de conducir. Tu hijo está observando.

6. Haz un acuerdo. Usa el contrato para conducir entre padres e hijos adolescentes de Allstate para establecer reglas y posibles consecuencias si no se cumple con ellas. Si tu hijo firma sobre la línea punteada, asegúrate de que cumpla con ello. Es una manera segura de ayudarlo a comprender la seria responsabilidad que implica obtener una licencia de conducir. Para ponerle valor a estas responsabilidades, estudiantes de todo el país han prometido dejar sus celulares y poner la atención en la carretera. Dado que enviar mensajes al conducir es una de las distracciones más importantes que enfrentan los conductores adolescentes, la campaña nacional de Allstate "X the TXT" ("No a los mensajes de texto") busca crear conciencia y darle a los estudiantes la oportunidad de prometer que no enviarán mensajes de textos y que conducirán. Para conocer más acerca de "X the TXT", haz clic aquí.

Con la conducción segura todos ganan, y Drivewise® te premiará por hacerlo. Como cliente de Allstate, con Drivewise®, puedes obtener premios por tu conducción segura de cada día. Desde ahorros en tu póliza de auto hasta puntos de Allstate Rewards®, tu conducción segura te da más.* Además, obtén comentarios e ideas sobre tu conducción y claves acerca de cómo mantenerte seguro al volante. Cuando más seguro conduzcas, más recompensas obtendrás.

Comunícate con un representante y conoce más.

*Drivewise® es opcional. El seguro no está disponible en todos los estados. Sujeto a términos, condiciones y disponibilidad. Se requiere teléfono inteligente y la descarga de Allstate Mobile con la activación de Drivewise®. Los ahorros se basan en tu conducta al conducir y puede variar de estado a estado. No se necesita cotización ni compra de seguro para participar en Allstate Rewards. Los premios no están disponibles en NY. Los puntos Allstate Rewards varían en base a las conductas específicas.