¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Mantener tu rutina de ejercicios puede ser una de las cosas más difíciles cuando estás lejos de tu casa. Te encuentras a cientos de millas del gimnasio de tu vecindario, y ya sea que estés de vacaciones o en viaje de negocios, estás ocupado. A veces, encontrar 30 minutos para hacer ejercicios no forma parte de tu lista de prioridades cuando estás apurado, pero no tiene por qué ser así. De hecho, nunca ha sido más fácil hacer ejercicios durante un viaje.

La American Hotel & Lodging Association (Asociación de Hoteles y Alojamientos de Estados Unidos) descubrió que el 84% de los hoteles ofrecen instalaciones para hacer ejercicios, mientras que con las nuevas aplicaciones, clases y ejercicios es posible disfrutar de una sesión excelente en solo unos segundos. ¡Reunimos los mejores consejos para que no tengas más excusas!

Empaca de manera inteligente Piensa en algo liviano y versátil. No deseas sobrecargar tu equipaje, por lo que debes intentar dejar todo el espacio posible para otros artículos. Intenta empacar una cuerda para saltar o un conjunto de bandas elásticas de resistencia. Cualquiera de estos artículos te ofrecen muchas opciones para ejercitarte de manera rápida y no necesitas mucho espacio para usarlos. Si tu hotel no tiene un gimnasio, busca un salón de conferencias vacío y salta hasta que te sientas satisfecho.

CONSEJO
Hacer ejercicios después de volar tiene un efecto positivo en tu ritmo cardíaco, la temperatura central y la frecuencia cardíaca; es perfecto para hacer desaparecer los efectos del jet lag.

Vuelta a la naturaleza ¿No quieres ejercitarte en el hotel? Está bien. ¿Por qué no convertir las actividades turísticas en ejercicios? Alquila una bicicleta y pedalea por la ciudad o recorre un sendero para andar en bicicleta por la montaña. Visita los lugares turísticos en aguas abiertas con una tabla de surf a remo. Quizás haya lugares de actividades especiales, como de Muay Thai o de tango, que te harán correr la sangre por las venas. Si estás en una ciudad, intenta trotar de una atracción a otra. Esto hará latir tu corazón y, además, conocerás muchos lugares.

Ejercitar con el propio peso Muchos expertos afirman que el mejor ejercicio es aquel en el que levantas tu propio peso. Por ello, aunque no haya ningún gimnasio donde puedas hacer ejercicios, aún puedes disfrutar de una sesión excelente. La próxima vez que estés de viaje, intenta hacer estos dos ejercicios, destinados a cualquier nivel: