¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Como las ventas de autos en línea iniciadas por sus propios dueños han aumentado, los sitios web han facilitado las ventas sin intermediario. Los que recién comienzan pueden encontrarlo difícil debido a que una venta exitosa todavía depende, en parte, de la destreza digital (y práctica).

Conoce tus números Busca el valor de tu auto en la guía Kelley Blue Book. Luego, deduce un 10 %-20 % para atraer a los clientes más motivados. Considera el desgaste y, si no estás seguro, consulta a tu mecánico para que te asesore razonablemente. Considera algunas actualizaciones que puedan aumentar el valor, como cambios de luces o nuevos neumáticos. Además, guarda los recibos del mantenimiento: un auto que ha sido bien cuidado con los cambios de aceite y el mantenimiento correspondientes es una compra más tentadora.

Crea tu anuncio Comienza con puntos de venta fuertes, como por ejemplo bajo millaje o cualquier garantía aún disponible. Luego, establece el precio, términos de negociación y forma preferida de pago.

Toma una foto perfecta Limpia tu auto a profundidad, por dentro y por fuera, y quita todos los adhesivos y calcomanías de los parachoques. (Consejo profesional: para quitar adhesivos de los vidrios, utiliza una navaja. Para las calcomanías sobre pintura o metal, un diluyente puede aflojar el pegamento y permitirte sacar la calcomanía más fácilmente.) Elige un paisaje pintoresco, como un área arbolada, y toma fotografías en un día soleado sin olvidar tomar capturas desde todos los ángulos.

Prepara tus papeles Recopila todos los recibos importantes, así como dos copias del contrato de venta, el título del vehículo, la declaración de odómetro y cualquier otro documento importante requerido por su DMV. Asegúrate de detallar en el contrato que el auto se vende "como está".

Consejo
Genera una cuenta de correo electrónico específica para tu venta. De esta forma evitarás que te agreguen a listas de correos no deseados.
Encuéntrate con tu comprador Opta por reunirte en un lugar público (léase: seguro) que permita revisar el auto de forma fácil. Propón una prueba de manejo y, si te preocupa que puedan robarte, toma una fotografía de la licencia de conducir del comprador para protegerte.

Protege tu pago Un giro bancario o cheque certificado son las mejores opciones para vender un auto. No aceptes cheques personales o que no sean del estado, y nunca aceptes pagos parciales.

Cierra el trato Una vez aceptado el precio y el pago, firma y fecha el contrato y cede el título del vehículo. Si tu estado te lo requiere, quita las patentes y devuélvalas a la DMV. (Consejo profesional: lleva un destornillador al encuentro con tu comprador solo por si acaso).

...Y lo último... Recuerda darle de baja al seguro al vehículo, y prepárate para lo que va a venir. El Servicio de compras de autos de Allstate, patrocinado por TrueCar, te puede ayudar a encontrar tu próximo vehículo. Tus nuevas ruedas también pueden ayudarte a disminuir las tarifas de tu seguro. Ahorra hasta un 30 % si el vehículo tiene solo dos años de antigüedad y tú eres el primer dueño.