¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

¿Estás listo para disfrutar de tener un bote? Antes de hacer del bote de tus sueños una realidad, hay algunas cuestiones clave que debes considerar para no comprar con remordimiento. Aquí te presentamos un consejo a prueba de agua para ayudarte a comenzar el proceso.

Formula el presupuesto del barco Es más que solo la embarcación. Deberás calcular los gastos del seguro (comunícate con Allstate por una cotización), matrículas, gastos de remolcador o traslado, de mantenimiento, de combustible y almacenamiento. Si vives en un lugar con temperaturas bajo cero en el invierno, también deberás preparar el bote para esta estación del año. La buena noticia es que podrás financiar la compra de un bote, así como puedes hacerlo con un auto, con préstamos, incluso a veces, a plazos más largos.

Compara opciones nuevas y usadas Cuando vas a comprar cualquier vehículo, debes conocerte a ti mismo. Muchos botes usados pueden estar completamente equipados de la manera que tú quieres, y esto puede ser atractivo. Si prefieres la opción de juguetear y personalizar el bote tú mismo, un bote nuevo es la opción a elegir. Antes de comprar un bote usado, Leer más...▼

hazlo revisar por un profesional (puedes encontrar uno cerca tuyo a través de la Asociación nacional de inspectores náuticos—National Association of Marine Surveyors) para evaluar la condición y el valor (busca problemas en el motor, en el sistema eléctrico, las bombas o el cuerpo del bote). Los botes nuevos vienen con garantías y respaldo del fabricante que pueden transferirse cuando decidas vender el bote.

Visita un salón náutico o una exposición Antes de ir, haz tu tarea y compara modelos, precios y características de varios botes en Internet. Revisa personalmente todos los modelos cuidadosamente, conversa con los vendedores (haz preguntas similares a cada uno) y sube a tantos botes como puedas. Toma notas (y fotografías) para poder revisar la información más tarde.

Toma una prueba de navegación No hay otra forma de saber cómo te sientes manejando un bote y cómo lo maniobras en el agua. Intenta elegir un lugar con condiciones similares a aquellas en las que usarás el bote. De esta manera, obtendrás una sensación real de lo que estás buscando.

Instrúyete Una vez dado el paso, es prudente que tomes un curso para instruirte en navegación. Algunos vendedores proporcionan asesores para que te entrenen sobre cómo usar el bote que has comprado, y las marinas a menudo tienen capitanes o navegadores experimentados a disposición que pueden enseñarte las cuerdas de manera individual. En algunos casos, hasta puedes ahorrar en seguro.