¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Antes de que compres un vehículo todo terreno, es buena idea ver si es el vehículo adecuado para ti. Esto es lo que necesitas saber antes de que te vayas por todo terreno.

Averigua bien Infórmate acerca de los vehículos antes de que pongas un pie en la distribuidora y empieces a trabajar con un vendedor. Revisa las especificaciones y compáralas con otros modelos en el mercado para saber qué estás comprando y qué cuesta en comparación con la competencia. La página web del productor Polaris, por ejemplo, lista modelos en categorías como Recreativa y Utilidad o Rendimiento y Utilidad, junto con precios iniciales. Pregunta acerca de préstamos, reembolsos o financiación.

¿Sabías que...?

228,300 vehículos todo terreno que fueron vendidas a clientes en los Estados Unidos en 2013.

¿Quién es el conductor? Tú estás comprando pero ¿quién la está conduciendo? ¿Es un vehículo recreativo para tu hijo? Leer más...▼

¿La estás usando para llevar una carga? ¿Vas a llevar a un pasajero? Estos factores pueden determinar el tamaño, la capacidad, el diseño y la potencia de tu compra.

Pregunta acerca de una garantía Si la estás comprando de una distribuidora, pregunta acerca de una garantía y asegúrate de que el modelo que estás considerando nunca ha sido sujeto a una retirada. Puedes encontrar información actualizada sobre retiradas en recalls.gov (en inglés), un sitio mantenido por la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor y otras agencias federales.

Si compras de segunda mano… Comprar un vehículo usado requiere más diligencia debida de tu parte. Revisa la línea de transmisión—los ejes de un vehículo todo terreno reciben una paliza y pueden estar muy desgastados si han sido maltratados.

Si notas cualquier crujido o chirrido en la línea de transmisión, haz que un mecánico revise tu vehículo. Dale una buena mirada al armazón también. Los vehículos todos terrenos están hechos para ir por terreno difícil así que busca señales obvias de deterioro, como acero doblado alrededor de las torres de amortiguación donde están sujetas al armazón. Rajaduras en la pintura de fábrica u óxido en las soldaduras podrían también ser signos de arreglos cubiertos. Pon el vehículo en una superficie plana y míralo de frente y desde atrás. Si se ve torcido, está dañado.

Cuando compras un vehículo todo terreno usado, es tu responsabilidad revisar el registro, la transferencia de títulos de propiedades y los formularios pasados de inspección para asegurar que el vehículo sea tanto seguro como legal.

Consejos para el mantenimiento de un vehículo todo terreno

Aceite: Sigue las recomendaciones del fabricante a la hora de instalar filtros de aceite o tapones de drenaje. Recuerda que el filtro solo necesita estar tan ajustado a como lo puedas ajustar con la mano, pero el tornillo del tapón de drenaje debe adherirse a especificaciones particulares del par de torsión.

Llantas: Llantas que no están bien infladas pueden hacer que pierdas el control y llevarte a un desgaste desigual en la banda de rodadura.

Gas: Combustible de baja calidad puede hacer estragos en tus bujías y descomponer la distribución de tu motor. Asegúrate de cambiar tus bujías por lo menos dos veces al año.

Mangos: Asegúrate de que los mangos estén bien sujetos antes de cada viaje para que puedas tener el mejor control posible. Mantén una botella de pegamento para mangos en tu caja de herramientas.