¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

En Florida, un ayudante de alguacil experimentado pensó que lo había visto todo.

Hasta que un día, a últimas horas de la tarde, observó que dos automóviles se habían detenido al lado de la carretera. Los conductores estaban discutiendo en voz alta, a punto de golpearse.

El ayudante se detuvo, dando por sentado que se trataba de un accidente. Cuando llegó allí, ambos automóviles se veían en perfecto estado. Entonces miró hacia abajo. Los hombres estaban parados sobre un caimán que había sido atropellado por uno de los automóviles. “Los dos individuos querían llevárselo a casa”, dijo el oficial. “Uno lo atropelló, el otro se estacionó primero”. Los dos peleaban por la carne y la piel del caimán. ¿Qué fue lo peor según el ayudante? “¡Cada uno quería que arrestara al otro por robar algo de su propiedad!”.

Los policías de tránsito ven muchas conductas extravagantes mientras cumplen con su deber: algunas muy peligrosas, algunas absolutamente ridículas. Un oficial de California detuvo su automóvil delante de otro que estaba zigzagueando bruscamente. Cuando se acercó a la ventana, vio a una familia luchando con un pequeño cerdito. Leer más...▼

En el asiento de atrás, había un zorrillo en una jaula. No olía bien. “No están acostumbrados al automóvil”, explicó el padre avergonzado.

Y también lo han escuchado todo. “Escucho excusas por exceder la velocidad todo el tiempo”, dijo un oficial de Ohio. El baño es la principal excusa, pero no tiene ningún efecto ante la ley. Mentir es la peor idea, agregó el policía. Y ellos pueden detectarlas fácilmente. “Si dices que tu esposa está en trabajo de parto y la estás conduciendo al hospital, sería una buena idea que ella esté embarazada realmente”, concluyó el policía de Florida.

¿Cuál es la peor cosa que un automovilista puede hacer cuando se encuentra estacionado a un lado de la carretera? “Sea lo que sea que haga, definitivamente que no salga fuera del auto y corra hacia atrás para saludarme o exigir ver el radar”, dijo el oficial de Ohio. Aclara que el policía podría pensar que el automovilista está tratando de escapar de la situación y esto podría aumentar la sospecha del oficial.

“La mayoría de las personas simplemente no saben con lo que debemos enfrentarnos”, agregó nuestro policía de Ohio. “En nuestro trabajo, no existe la parada de tránsito de rutina”.
 


ENTONCES, ¿CÓMO DEBES RESPONDER CUANDO TE PAREN POR UNA INFRACCIÓN DE TRÁNSITO?

Piensa como un policía y sigue estas sugerencias útiles.

Mantente tranquilo: no te pongas frenético, presiona los frenos firmemente y para sobre el carril. Colócate bien hacia la derecha de la carretera, de la manera más segura y rápida posible. Luego, apaga el motor.

Sé cortés: tu madre tenía razón, los buenos modales pueden marcar la diferencia entre una advertencia (gratuita) y una multa costosa.

No discutas: ahórrate tu alegato para la cita en el juzgado. Si te niegas a presentar tu licencia de conductor o si eres beligerante, se podría considerar que estás obstruyendo la justicia, y podrías terminar en prisión.

No muevas excesivamente las manos: baja todas las ventanas para que el oficial pueda ver fácilmente dentro del vehículo. En la noche, enciende la luz del interior del vehículo. Luego, deja tus manos en el volante. Espera a que el oficial te pida la documentación necesaria.

El humor ayuda: una broma puede aliviar una situación tensa, pero usa tu sentido común y olvídate de contar cuentos. Hasta una mentira piadosa puede resultar sospechosa.