¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Es el sueño americano, pero para que la compra de una casa sea financieramente viable se necesita planificación y previsión. Ya sea que tu espacio ideal para vivir sea una moderna casa de piedra rojiza, un alto condominio o una casa colonial clásica, aquí tienes seis consejos para que la compra de tu hogar en los próximos años rinda frutos.

1. Ahorra antes de comprar

Resiste las ganas de explorar los listados de bienes raíces hasta que hayas organizado tus finanzas. ¡Ahora es momento de crear un presupuesto y comenzar a ahorrar! Para obtener la mejor tasa en un préstamo convencional, generalmente necesitas un pago inicial del 20 por ciento.

2. Repara tu historial crediticio

Nos puede pasar a todos. Un pago demorado puede bajar tu puntaje crediticio y afectar los términos de la hipoteca al momento de comprar una casa. Mientras ahorras, verifica tu historial de crédito con uno de los tres servicios nacionales (puedes obtener un informe crediticio gratuito con cualquiera de ellos cada doce meses) y toma las medidas necesarias para reparar cualquier problema de crédito (como pagar deudas o arreglar un plan de pagos) antes de solicitar un préstamo hipotecario.

¿Sabías que...?

En 2016, se originaron $2.1 trillones en hipotecas

3. Infórmate sobre las hipotecas

Esta importante parte del proceso puede ser abrumadora, pero como todo lo demás, es mejor hacerlo paso a paso. Primero, entiende qué tipo de hipoteca necesitas, como un préstamo con tasa fija o variable, o una hipoteca con vencimiento acelerado. Consulta si calificas para algún programa, como algún programa para veteranos. Consulta con amigos sobre prestamistas de buena reputación que hayan contratado y busca en tu área a los que ofrezcan las mejores tasas. Lee todo con muchísimo detalle o solicita a tu abogado/a que lo haga. Obtén una precalificación para poder moverte rápidamente cuando encuentres la propiedad que te guste.

4. Investiga el mercado

El valor de tu hogar supera por mucho el precio de compra. Busca tasas de impuestos inmobiliarios, estadísticas sobre la delincuencia, calificaciones del sistema escolar y servicios del vecindario que puedan sumar (o restar) al valor de tu hogar. Verifica el mapa de inundaciones de FEMA para saber si la casa se encuentra en un terreno inundable. Otras comodidades, como acceso a transporte público, traslado al trabajo fácil, y estaciones policiales y de bomberos cercanas suman al valor inherente de la propiedad ahora y en el futuro. Y habla con la asociación comercial de la zona para saber sobre desarrollos cívicos y económicos que puedan indicar un alza en el valor de bienes raíces.

5. Inspecciona el valor

Cuando encuentres la casa de tus sueños, no te dejes llevar por las emociones. Haz una inspección profesional de la casa. Si es posible, está presente durante la inspección. Revisa el informe cuidadosamente y pregunta al inspector si se requieren mejoras costosas, como cambio de techo, reparación de cimientos o reemplazo de tendido de cables de aluminio.

6. Protege tu inversión

Cuando hayas comprado la casa de tus sueños, cuida la casa, sus contenidos y el terreno con el seguro correspondiente. Según el Insurance Information Institute (por su nombre en inglés), los dueños de casa deben adquirir una póliza que cubra los costos de reconstrucción en lugar del precio de compra. Otras consideraciones son el seguro contra inundaciones o terremotos, y el seguro de responsabilidad para cubrir los accidentes que puedan ocurrir en tu propiedad. Las joyas, artículos de colección, pieles y demás artículos costosos deben estar cubiertos con un seguro de bienes personales flotante, también conocido como póliza adicional. Tu agente de Allstate te ayudará a determinar la cobertura adecuada.