¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Los blogs que proclaman las virtudes de la jubilación adelantada son muy populares en estos días e inspiran a los lectores a ahorrar más y jubilarse más pronto. Algunas personas logran algún tipo de retiro antes de los sesenta, de los cincuenta, o incluso de los cuarenta años, mucho antes de la edad tradicional de 65. Pero, ¿cómo puedes jubilarte de manera adelantada y cómoda? Aprovechando que abril es el Mes Nacional de la Educación Financiera, presentamos algunas estrategias para ayudar a ponerte en camino a la libertad financiera.

¿Qué es FIRE?

El nombre de la comunidad FIRE (por sus siglas en inglés), cuya popularidad está en ascenso, son las siglas en inglés de “independencia financiera, retiro anticipado”. En este contexto, “retiro” es un término amplio, y por eso muchas personas prefieren “independencia financiera”, es decir, contar con suficientes ahorros para pagar su sustento el resto de tu vida sin tener que trabajar tiempo completo.

¿Cómo funciona?

Las matemáticas que sustentan la independencia financiera son lo que la comunidad FIRE a menudo denominan “sorprendentemente simples”.

  • Necesitas invertir dinero para que genere más dinero.
  • Los blogueros de la comunidad FIRE tienden a invertir en fondos índice de bajo costo y en bienes raíces.
  • Tan pronto como tus ahorros (es decir, tu reserva) alcancen el punto en el que tengas suficiente dinero para vivir cada año, puedes jubilarte.
  • Para alcanzar el número mágico de tu reserva, tienes que gastar menos de lo que ganas y guardar la diferencia.
  • Mientras menos dinero tengas que gastar, menos dinero tendrás que ahorrar para financiar los años siguientes.

Así que, ¿exactamente cuándo puedes jubilarte?

Para averiguarlo tienes que conocer tu tasa de ahorro, que es la relación entre tus gastos y tus ingresos. Una vez que conozcas tu tasa de ahorro, estas son algunas proyecciones:

  • Si gastas 100% de tus ingresos, nunca podrás jubilarte.
  • Si tu tasa de ahorro es del 10%, podrás jubilarte con seguridad después de los 51.4 años. Recuerda que ahorrar el 10% de tus ingresos es lo que muchos expertos consideran una “buena tasa”.

Estas proyecciones asumen una tasa de retorno anual muy conservadora del 5% y una tasa de retiro seguro del 4%, lo que indica que gastarás el 4% de tu patrimonio neto cada año.

¿Sabías que...?

24% de los trabajadores dicen que tienen menos de $1,000 ahorrados para el retiro, de acuerdo con el Índice de Confianza en la Jubilación, realizado en el 2017 por el Employee Benefit Research Institute.

Entonces, ¿cómo alcanzar la independencia financiera en un mundo de presiones de consumo, deuda normalizada y competencia por mantener un nivel socioeconómico?

Lleva un control de tus gastos

Revisa tus estados de cuenta de bancos y tarjetas de crédito y determina dónde puedes recortar gastos. Aquí hay algunas sugerencias que pueden ayudar mucho:

  • Tarjetas de crédito: Págalas lo antes posible. Después experimenta con las recompensas y los puntos para pagar gastos básicos o viajes.
  • Vivienda: Encuentra un lugar más económico para vivir, consigue un compañero(a) de casa (roommate) o experimenta compartir tu vivienda.
  • Transporte: Maneja un automóvil usado o una bicicleta.
  • Entretenimiento: Cancela el cable y consigue tus libros y DVDs en la biblioteca pública.

Haz inversiones inteligentes

Maximiza los instrumentos con impuestos diferidos, como tus cuentas 401(k), IRA y HSA. La mayoría de los egresados de FIRE también recomiendan los fondos índice de bajo costo.

Comprométete y hazlo

Mantener el rumbo de FIRE puede ser difícil y a veces puede parecer aislante, sobre todo cuando tus familiares y amigos no lo comparten. Puede ser difícil convencerlos de unirse a tu frugalidad, así que conserva el contacto con la comunidad por medios digitales: Suscríbete a podcasts, regístrate para recibir boletines, contribuye en los foros. Incluso puedes asistir a reuniones en persona. Descubrirás que vivir de manera un poco más simple no tiene que sentirse como un sacrificio; simplemente es otro estilo de vida.