¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

¿Consideras que tienes una buena condición financiera o de repente eres fiscalmente flácido? A medida que los gastos domésticos básicos, como vivienda, alimentos y atención médica siguen en aumento, es más importante hoy que nunca mantener tu presupuesto en forma. Estos son siete pasos para ayudarte a gastar de manera más inteligente y a ahorrar más.

1. Siempre paga tus facturas a tiempo. Con comisiones tan altas de hasta $38 más intereses, los recargos en las hipotecas, los préstamos de autos y tarjetas de crédito se te ¡van acumulando! Además, los pagos atrasados impactan tu calificación crediticia a largo plazo, lo que puede influenciar de forma negativa tus tasas de interés en el futuro. Cuando sea posible, configura pagos o retiros automáticos para estar siempre a tiempo.

2. Una vez que pagues todo, ahorra. Cuando termines de pagar el préstamo, destina ese dinero a una cuenta de ahorros o cuenta de inversión. Como esa cantidad ya estaba en tu presupuesto, no extrañarás ese efectivo extra. Con el tiempo, te sorprenderás de lo mucho que has ahorrado.

Leer mas...▼

3. Beneficios de la prevención. La mayoría de las pólizas de seguro de salud cubren visitas de bienestar y una variedad de chequeos de salud habituales sin costo o con un copago mínimo. Además, estas evaluaciones médicas (como presión sanguínea y estudios de colesterol, mamogramas, colonoscopias y asesoramiento para la obesidad) pueden prevenir costosos procedimientos de salud.

4. Haz ejercicio y ahorra. Las personas que hacen ejercicio con regularidad ahorran un promedio de $2,500 al año en costos de atención médica comparadas con aquellas que no siguen una rutina de ejercicio físico, de acuerdo a un estudio de la American Heart Association del 2016.

¿SABÍAS QUE...?

Gracias a la magia del interés compuesto, un inversionista que comienza con $5000 y contribuye solo $100/mes puede hacer crecer su cartera a $229,907 después de 30 años, de acuerdo a Investopedia.

5. Compara precios de medicamentos recetados. Cuando te receten un medicamento nuevo, siempre pregunta a tu médico o farmacéutico si hay una opción genérica. Los medicamentos genéricos pueden costar una fracción del precio que sus equivalentes de marca. De igual manera, los medicamentos pueden costar tanto como 10 veces más en una farmacia que en otra. Compara precios en varias farmacias y revisa las opciones de farmacia de pedido por correo. En algunas farmacias, comprar en mayor cantidad, como un suministro de 90 días, puede generar ahorros adicionales.

6. Planifica estratégicamente tu lista de alimentos. Tómate tiempo para planificar tus comidas para la semana (o como mínimo para unos días) y compra solo los ingredientes que necesitas para prepararlas. Crea un presupuesto de alimentos y una lista y síguela. Muchas tiendas de víveres tienen aplicaciones que te permiten hacer listas y descargar cupones.

7. Ama tus sobras. Los americanos desechan $640 de alimentos todos los años. Cuando planifiques tus comidas, ve cómo puedes "reciclar" ingredientes de un día para el otro. O simplemente congela lo que te sobró para usarlo en el futuro.

8. Invierte la diferencia. Con todos estos ahorros, quizá te des cuenta de que tienes dinero extra para invertir. Pero, ¿dónde? Comienza con cuentas con ventajas fiscales: IRA, 401k, luego HSA. Si agotas esas opciones y después no tienes idea de dónde invertir, comienza con una cuenta sujeta a impuestos y compra algunos fondos de índice de costo bajo.