¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Es una net de seguridad que deseas no necesitar nunca, pero que debes tener: un seguro de vida. Si no estás seguro acerca de si necesitas un seguro de vida o si tienes uno suficiente, no estás solo. De acuerdo con la última encuesta de la Asociación de Mercadeo e Investigación en Seguros de Vida (LIMRA), cerca del 30 % de los norteamericanos no tienen un seguro de vida y casi la mitad de todos aquellos que tienen un seguro de vida pueden no tener uno suficiente.

¿SABÍAS QUE...?

37 millones de familias estadounidenses no tienen un seguro de vida.

¿Necesitas un seguro de vida? La respuesta depende de un criterio: dependientes - pero no solo si tienen hijos. Si hay alguien en tu vida que dependa de tu ingreso o apoyo (incluyendo un cónyuge, pareja, padre de edad avanzada o hermano), el seguro de vida puede ayudar a reemplazar los recursos que tú proporcionas. Incluso si no tienes empleo, y si le brindas atención a otros, los expertos recomiendan que tengas un seguro de vida suficiente para cubrir el costo de tus contribuciones al hogar.

El cálculo El monto del seguro de vida que tú requieres se debe basar en la suma de las respuestas a estas tres preguntas:

  1. ¿Cuánto se necesitaría para pagar tus deudas (hipoteca, préstamos, tarjetas de crédito, etc.)?
  2. ¿Cuántos años de futuros ingresos se necesitan para mantener a tus seres queridos?
  3. ¿Qué tipos de gastos importantes (como la matrícula de tus hijos o gastos de casamiento) se contraerán en esos años?

Las opciones Hay dos tipos básicos de seguros de vida: a término y permanente. El seguro a término es una póliza por un número específico de años y paga si ocurre el fallecimiento durante esos años. Las pólizas permanentes pagan al momento del fallecimiento sin importar cuándo ocurra.

Algunas pólizas permanentes también pueden proporcionar un componente de inversión en el que tú recibes una tasa de rendimiento garantizada. También pueden proporcionar una tasa de rendimiento del valor del efectivo acumulado de la póliza.

Hay dos tipos principales de seguros de vida permanentes: permanente y universal. La póliza de seguro permanente tiene primas y beneficio por fallecimiento fijos. La póliza de seguro universal tiene primas y beneficio por fallecimiento que pueden variar.