¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Seguramente te estás dando cuenta que el año escolar está a la vuelta de la esquina. Si vas a dejar a uno de tus hijos en la universidad, quizás por primera vez, puede que te sientas abrumado. Por un lado, tu hijo ha alcanzado un hito importante, y la idea de dejarlo puede que te de sentimientos encontrados. Por otro lado, está la lista de quehaceres antes del viaje que cada vez se vuelve más larga. Puedes hacerla más fácil con un poco de planificación de antemano y buenas estrategias organizativas.

Anima a tu hijo a que se ponga en contacto con su compañero de cuarto. Conectarse puede ayudar a los chicos a sentirse más cómodos con lo que está por venir. También permite que los compañeros resuelvan temas logísticos como si prefieren comprar o alquilar un pequeño refrigerador o microondas, o traer un televisor o DVD o cafetera.

¿Sabías qué...?

El costo promedio de libros y materiales ahora es alrededor de $1,298 al año en institutos y universidades públicas de cuatro años.

Conversa sobre cómo gastar dinero. Establece un presupuesto mensual y deja que tu hijo lo maneje. Habla sobre qué estará cubierto con esa “propina” (quizás entretenimiento y compras discrecionales) y qué será manejado por separado (como libros y viajes).

Decide qué empacar y cómo. La mayoría de universidades dan listas recomendadas de qué empacar—eliminando así el trabajo de adivinar. Los cuartos en los dormitorios generalmente no tienen espacio para guardar maletas, así que es mejor usar bolsos suaves que se puedan doblar y maletas plegables. No empaques para todo el año: elige ropa y sábanas (incluyendo frazadas y tollas) de temporada y cámbialas cuando tu hijo regresa casa en las vacaciones.

Organiza tu información médica. Revisa tu póliza de seguro de salud personal para asegurar que tu universitario esté cubierto. Asegúrate de que tenga las tarjetas de seguro médico apropiadas y una lista de medicamentos para alergias, como también un botiquín de primeros auxilios y medicamentos que pueda necesitar. También es bueno confirmar que sepa adónde ir en el campus en caso de emergencias o de problemas normales de salud.

Junta tus papeles. Antes de aparecer en el día de mudanza, imprime las instrucciones, el horario y los mapas para tener a mano. Si necesitas un permiso para estacionar, consigue uno antes de tiempo o conoce dónde ir para obtener uno ese día. Asegúrate de que tu hijo tenga los papeles de inscripción y su horario de clases, como también información impresa de contactos en caso de emergencia y datos de parientes y amigos claves en caso de que el Internet se cuelgue o haya un apagón.