¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Muchas padres sueñan y temen simultáneamente el día en que sus hijos se vayan del hogar. Como las emociones que acompañan un nido vacío pueden ser complicadas, también lo pueden ser las preguntas acerca de qué hacer con el espacio adicional disponible una vez que los cuartos de los hijos se vuelven en santuarios del pasado.

Para las personas que no necesitan—o no quieren—vivir en una casa más adecuada para una familia entera, mudarse a algo más pequeño puede tener beneficios de largo plazo. Mientras un hogar más chico puede darte la motivación para reducir tus pertenencias a un nivel manejable, también puede convertirse en el tipo de ganancia que le puede dar a tus ahorros un gran aumento. Te explicamos porqué.

¿Sabías que...?

El 60% De los dueños de hogar mayores de 60 años declararon que tienen “más cosas de las que necesitan” en su hogar actual

Hogar más pequeño, billetera más grande Junto con casarse y tener hijos, la compra de un hogar es uno de los eventos más significativos en la vida de una persona. También es uno de los más caros. De hecho, las hipotecas y otros gastos relacionados con el hogar generalmente se tragan entre 40% y 45% del presupuesto promedio del hogar estadounidense común, por lo cual mudarse a un hogar más pequeño y menos caro puede dar tantos ahorros. Por ejemplo, ir de un hogar cuyo valor es de $250,000 a uno tasado en $150,000 puede generar hasta $6,000 en ahorros de pagos anuales de hipoteca y otros $3,250 en gastos de operación reducidos, como servicios, seguro y mantenimiento.

Una gran exención tributaria Incluso si ya has pagado toda tu hipoteca, igual tienes que seguir lidiando con algunos gastos fijos grandes, especialmente los impuestos sobre la propiedad. Aunque son mucho más altos en estados como Nueva York o Colorado, la cuenta promedio de impuestos sobre la propiedad es alrededor del 1.4% valor del hogar. Eso significa que hay ahorros significativos potenciales por obtener incluso con mudarse a un hogar de menos valor en tu comunidad.

Un escenario (financiero) diferente Aunque bastantes padres de hijos adultos querrán quedarse en el área en donde criaron a sus familias, otros pueden estar inclinados a agarrar sus cosas y mudarse a otro estado. Aquellos que optan por mudarse a una región menos cara del país—quizás uno más cerca a sus hijos o a sus parientes—pueden descubrir que es posible conseguir ahorros considerables, incluso si no quieren un hogar de menor tamaño. ¿Qué tan considerables? Para darte una idea, la vivienda en Fayetteville, Arkansas—ubicación de la Universidad de Arkansas y cerca del reconocido Museo Crystal Bridges—es 37% más barata que en Washington, D.C. Dado que la comida, el transporte y el cuidado de salud también son menos caras en ciertas partes del país, el que esté dispuesto a mudarse podría tener mucho dinero para ahorrar a su disposición.

De hecho, un informe reciente encontró lugares en cada rincón de los Estados Unidos en donde los jubilados pueden vivir solo de los beneficios del Seguro Social. Ubicaciones populares y económicas incluyen Buffalo, NY, en el noreste; Columbia, SC, en el sureste; St. Louis en el centro; Albuquerque, NM, en el suroeste; y Spokane, WA, en el noroeste.