¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Algunos números de la vida son fáciles de interpretar: tus niveles de colesterol dicen algo claro acerca de tu salud, mientras que la cantidad de dólares ahorrados en tu 401(k) es una medida rápida de lo cerca que estás a tu jubilación.

Pero ¿qué pasa con tu límite de crédito, el monto que un banco te da como prestado antes de rechazar tus solicitudes? ¿Deberías alegrarte cuando tu compañía de tarjeta de crédito aumenta tu límite sin que tú lo pidas? ¿Es hora de que entres en pánico si reducen tu límite por la mitad? ¿Y qué significa todo para tu puntaje de crédito?

¿Sabías que...?

60% de los adultos estadounidenses no han mirado su puntaje de crédito en el último año

De dónde viene Los bancos no determinan tu límite de crédito inicial sacando números de un sombrero. Quieren calcular qué tan riesgoso es prestarte dinero. Los emisores de tarjetas se enfocan generalmente en dos números:

Lee más...▼

1. Tu puntaje de crédito, que se deriva de factores como si pagas tus cuentas a tiempo y lo cerca que estás de llegar al límite en tus otras tarjetas.

2. Tus ingresos, que son usados para evaluar si podrás cubrir tus compras.

Cuando lo aumentan Si tu límite de crédito sube, generalmente es porque estás pagando tus cuentas a tiempo y te estás comportando de manera prudente con la tarjeta. Así que el banco está dispuesto a darte la responsabilidad de un límite más alto. (Normalmente, los bancos revalúan tu límite de crédito cada seis meses.)

Pero si sucede, ¡no vayas de compras desenfrenadamente para celebrar! ¿Por qué? La llamada tasa de utilización crediticia, que se calcula al dividir tu saldo total por tu límite total, en todas tus tarjetas, se verá automáticamente mejor con un saldo bajo. Una utilización crediticia positiva generalmente resulta en un mejor puntaje de crédito.

Porqué lo bajan (y lo que puedes hacer) El banco interpreta pagos que faltan, pagos tardíos o pagos hechos con otras tarjetas de crédito como signos de que puedes no tener los medios para devolver el dinero que se te ha prestado. Y un límite disminuido puede dañar tu utilización crediticia también, lo cual, a su vez, podría dañar tu puntaje de crédito.

No ignores una reducción con la esperanza de que se vaya a ir. Mejor, llama al banco y pide una explicación. Armado con esa información, puedes empezar a enfrentar los problemas que hicieron que te bajaran el límite. Recuerda, cuando se trata de límites de crédito, lo que cae también puede volver a subir.