¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

De repente tu amable vecina está actuando diferente, rara vez quiere salir de la casa, y tiene heridas y dolores que justifica con excusas raras. ¿Podría ser violencia doméstica?

¿Sabías que…?

9 seg En Estados Unidos, una mujer es agredida físicamente cada 9 segundos.
98% El porcentaje de casos de violencia doméstica con abuso económico.

Según la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica, cada año aproximadamente 1.3 millones de mujeres son víctimas de abuso físico por parte de una pareja intima —y el factor económico es la razón principal por la cual las mujeres se quedan en la relación.

Lamentablemente, la mayoría de estas mujeres sufren en silencio. Sin embargo, si logras identificar las señales del abuso, podrías hacer una diferencia en su vida.

Las señales hablan más que las palabras Admitir el abuso puede ser difícil para la víctima, especialmente si siente que su vida o la vida de sus hijos están en peligro. Algunas de las siguientes señales podrían decirte lo que ella no está diciendo:

  • Heridas frecuente como golpes en el cuerpo o un ojo morado, que ella explica como “accidentes”.
  • Comportamiento nervioso o temeroso con respecto a la reacción de su pareja.
  • Conformidad absoluta con las exigencias de la pareja.
  • Ausencias injustificadas en el trabajo y negligencia con otras obligaciones.
  • Llamadas frecuentes y acosadoras por parte de su pareja.
  • Restricciones de dinero, o en el uso de tarjetas de crédito o el auto.
  • Baja autoestima, depresión, ansiedad o manifestaciones de querer suicidarse.

PAUTAS PARA INICIAR LA CONVERSACIÓN

“No estás sola."

“Pase lo que pase, cuentas con mi apoyo”.

Aun si no estás de acuerdo con sus decisiones, déjale saber que puede contar contigo para lo que necesite.

“Veo lo que pasa entre tu pareja y tú. Estoy preocupada y quiero ayudarte”.

Situaciones como estas pueden ser peligrosas. Sin embargo, tú puedes ayudarla a reconocer y aceptar que podría estar en peligro.

“Estoy aquí para ayudar y siempre estoy disponible, incluso aunque no quieras hablar de la situación”.

No la presiones. Es posible que no esté lista para tomar cartas sobre el asunto.

“Aquí tienes el número de la agencia local contra la violencia doméstica. Ellos pueden brindarte un refugio, consejos y apoyo”.

Ofrecerle información sobre los recursos disponibles puede facilitar la conversación y acercarla a una posible solución.

Le mas sobre lo qué puedes decirle en Click to Empower (en inglés).

Denuncia lo que ella no puedeAunque a veces muchos quieren ayudar, una encuesta reciente demostró que solo alrededor del 50% de los estadounidenses sabe cómo hacerlo. Es difícil saber qué decirle a una vecina, un familiar o una amiga en esta situación. Un buen primer paso es demostrarle que de verdad te preocupa.

Déjale saber que no está sola. Muchas veces el abusador aísla a la víctima de su familia y amigos. Hazle saber que cuenta con opciones y recursos. Ofrécele una lista de agencias locales contra la violencia doméstica o líneas de asistencia, como la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica (800-799-SAFE). Sugiérele que elabore un plan de prevención, y ofrécele acompañarla a la policía o a ver a un abogado.

Según la Red Nacional para Erradicar la Violencia Doméstica, en EE. UU. mueren más de tres mujeres diariamente por violencia de pareja. Se necesita valor para ayudar a alguien de quien sospechas es víctima de violencia doméstica, pero piensa que con tu ayuda, le podrías estar salvando una vida.

Demuestra tu apoyo

Conoce lo que la Fundación Allstate está haciendo para crear conciencia sobre el abuso financiero y ayudar a las víctimas en bolsomorado.com.