¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Algunas veces, y casi de la nada, podrías recibir una buena cantidad de dinero, ya sea por la declaración anual de impuestos, una bonificación del trabajo o tal vez un número de lotería ganador. Pero antes de gastarlo, sigue estos pasos para que le puedas sacar el mayor provecho a tu buena fortuna:

1. Las deudas van primeroHaz una lista de todas las deudas pendientes y sus respectivos intereses; deudas de tarjetas de crédito, préstamos de auto, préstamos estudiantiles, hipoteca. En primer lugar, usa el dinero extra para pagar las deudas con tasas de interés alto, especialmente aquellas con APR (Tasa porcentual anual) entre el 10% y el 29%. Las deudas de interés fijo con tasas del 6% o menos no son tan apremiantes.

¿Sabías que…?

39% de los estadounidenses, 2 de cada 5 aproximadamente, mantiene deudas de tarjeta de crédito de mes a mes.

2. Ahorrar para las épocas difíciles Los eventos inesperados pueden desestabilizar los presupuestos más sólidos. Coloca el dinero extra en un fondo de emergencia, con cantidad suficiente para cubrir seis meses de gastos fijos.

3. Maximizar tus ahorros Si no has alcanzado el máximo de contribución en tu plan 401(k), entonces intenta incrementar el porcentaje de contribución, si el plan de tu empleador lo permite. No podrás depositar la devolución de impuestos directamente en tu plan 401(k), pero sí podrás usarla para cubrir el déficit causado por el incremento en tu contribución. Dependiendo de tus ingresos y circunstancias, también podrías invertir en una cuenta IRA. Si lo haces, obtendrás ahorros en la declaración de impuestos de ese año, y tu dinero seguirá rindiendo hasta que te jubiles.

4. La educación de tus hijos Nunca es ni muy temprano ni muy tarde para empezar a ahorrar para la educación de tus hijos. Un plan de ahorro universitario 529 te permite guardar tus ahorros y diferir el pago de impuestos sobre ese dinero hasta que lo retires. Si recibes una cantidad importante de dinero, aprovecha la oportunidad para hacer una contribución acelerada.

5. ¡A gastar se dijo! Si ya has alcanzado tus metas financieras, entonces aprovecha para divertirte. Tal vez quieras darte unas merecidas vacaciones o una computadora nueva… después de todo, ahorrar es como hacer dieta: un gustito de vez en cuando puede darte las fuerzas para seguir el plan a cabalidad.